Tech/Curiosidades+

Análisis de Dragon Ball FighterZ

No recuerdo la última vez que me emocioné por el lanzamiento de un nuevo juego de Goku, y a tenor de toda la expectación que ha creado ‘Dragon Ball FighterZ’, creo que no soy el único. Tras varios días con el juego, me veo en la obligación de ser una de las voces que borren vuestros posibles miedos, pero que también llamen a la calma.

‘Dragon Ball FighterZ’ no es un juego redondo, pero lo bueno es siempre mucho mejor que cualquier pega que le podamos poner y, las que tiene, nunca están estrechamente relacionadas con las dos grandes bazas que nos han enamorado del juego hasta ahora: jugabilidad y espectáculo visual.

 

La profundidad de Dragon Ball FighterZ

Los modos historia, práctica, arcade y local me han servido para entender cómo funciona la propuesta de Arc System Works. Hace unos días mi compañero Jarkendia se enfurruñaba con la falta de opciones por culpa de casualizar la experiencia, pero mi opinión difiere bastante. No es que vea falta de razón en la idea de poder contar con más mecánicas, es que las que ofrece son más que suficientes para desplegar un espectáculo sin parangón.

Y no, no hablo de combos automáticos o ataques especiales que se sucedan sin ton ni son, hablo de la necesidad de pararle los pies a una inteligencia artificial que lee tus movimientos con una facilidad pasmosa y, en consonancia, te obliga a ser lo menos predecible y más ajustado posible. Una situación que, por culpa de una curva de dificultad más beligerante de lo que esperaba, demanda mucho más control y entendimiento de lo que cualquier jugador machacabotones podría desear.

Pega, esquiva, rompe la guardia, lanza al oponente, inicia un combo que continuará una asistencia y rematará la llegada de otro personaje. Juega como ‘Dragon Ball FighterZ’ quiere que juegues o estás muerto. Sin paños calientes. ¿Quieres un juego accesible? Lo tienes en el modo práctica o en la historia, y ahí con ciertos matices. ¿Quieres sacarle el máximo partido y completar cada uno de sus retos? Ponte a entrenar.

No hay comentario

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos anteriores

Las noticias son asi

Próximo artículo

La visita deL Papa Francisco a Sudamerica