Todos los post en Categoría

Hablemos de Moca

Hablemos de MocaMocaUncategorized

¡ HABLEMOS DE MOCA. ¡ on 33 años conociéndonos y tratándonos como dos hermanos. El, de Hato Mayor del Rey, y Yo, de Moca. Todo comenzó, cuando en una ocasión me mudé en los Condominios Santurce en la Zona de Gazcue, y mis vecinos más cercanos lo eran Roger Valenzuela

Seguir leyendo
Hablemos de MocaMoca

  eré un eterno agradecido de Dios, de ese amor impregnado entre cada uno de mis hermanos, concebido por el trato y tiempo que nos dio nuestro Papá, y que cada uno de nosotros, Guillermo Oscar, Yo, Julio , Elizabeth, Ramón, Soraya, Gina, Guillermito, Ana, pudimos darnos Banquete, cuando cada

Seguir leyendo
Hablemos de MocaMoca

  ” GUSTO ME DIO HABER, CONOCIDO A MI PAPA ”                                   Guillermo Estrella, El Catarey ra a finales de los años 60, cuando mi Mamá, teniendo aproximadamente 9 años, visitamos New York, llegando

Seguir leyendo
Hablemos de MocaMoca

n los años del 1960, existían en MOCA, tres grandes profesionales del Lente, ( Fotógrafos ). FOTO FRANK FOTO RODRIGUEZ FOTO MOLINA Más de otros que se dedicaban a retratar personas en la acera de la calle 26 de Julio, frente a la Colecturia de Rentas Internas, y ellos eran

Seguir leyendo
Hablemos de MocaMoca

n MOCA, contábamos con varios sitios claves, para que se juntaran, amigos a conversar y a discutir las problemáticas de la situación actual Social y Política que se vivía en el momento. Popularmente se le llamaba la esquina del Panorama. Don Antonio Marte, un hombre recto, ecuánime de poco hablar,

Seguir leyendo
Hablemos de MocaMoca

i por algún motivo, nos sentimos diría Yo, hoy en dia, motivado y con una formación religiosa de esas que nos impregnaron en nuestra Juventud, se las debemos a este humilde servidor, quien nos albergó en la Sacristía de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús. Carlos Rosario, uno de los

Seguir leyendo
Hablemos de MocaMoca

¡ HABLEMOS DE MOCA. ¡ or las facilidades que conseguíamos con el Chino de Australia, era frecuente visitarlo porque su emotividad y forma de ser a veces se mostraba pesada y curiosa al mismo tiempo. Sólo era cuestión del fin de semana. El Chino, como se solía llamar, era un

Seguir leyendo