Cosas de MocaMoca

Diputada PLD se queja ayuda no llega a comunidades

La diputada del Partido de la Liberación Dominicana (PLD)), licenciada Olfalida Almonte, denunció que la ayuda del Gobierno y muchas instituciones oficiales todavía no llegan a muchas comunidades de la provincia Espaillat afectadas por el Huracán María y otros fenómenos naturales, tras indicar que cientos de familias quedaron en situación calamitosa.

Afirmó el impacto de los recientes fenómenos naturales provocó que cientos de familias perdieran sus viviendas en toda la provincia, especialmente en los municipios de Moca, Jamao al Norte y Gaspar Hernández, quedando prácticamente desamparadas, mientras que el derrumbe de puentes y destrucción de carreteras y caminos vecinales ha provocado el aislamiento e incomunicación de comunidades enteras que afecta el movimiento de sus moradores.

La legisladora del partido oficial, dijo que los daños a la agropecuaria fueron muy significativos, especialmente a la producción de plátanos, yuca, vegetales, pollos, huevos, cerdos y ganado “Estamos en una situación de mucha calamidad y tristeza en nuestra provincia, porque muchas familias lo perdieron materialmente todo”, expuso.

Lamentó que mientras en su provincia muchas familias no saben qué hacer, luego de perder sus viviendas y todo lo que producían, todavía no se siente que llegan las ayudas de instituciones oficiales como el Plan Social de la Presidencia, INVI, Banco Agrícola y otras entidades que deberían venir en auxilio de estas personas que lo han perdido todo.

Manifestó que el caso todavía es peor, cuando llegan algunas ayudas y se quedan en el municipio cabecera de la provincia que es Moca, mientras quienes viven en el municipio montañoso de Jamao al Norte todavía es poco lo que han recibido “Las autoridades se han olvidado de que Jamao existe y del daño que hizo el fenómeno María a la comunidad”, estableció.

Denunció que el principal puente que comunica a Jamao con otras localidades colapsó, mientras que el deterioro provocado a las carreteras y caminos vecinales ha dejado aislado a comunidades enteras, lo que impide que los agricultores lleven sus rubros a los mercados de la región y distintas localidades del país.