MocaPersonajes de Moca

Elías Jimenez, el Penson mocano

 

Nacio este inspirado narrador vernáculo en la Villa del Viaducto en el año de  1870 y vivió hasta 1942.

Fué un destacado hombre público local  dejando además a la posteridad una obra literaria de gran valor . Varios comentaristas se han referido a sus reconocida Tradiciones Mocanas, la cual califican como una obra ejemplar en el género costumbrista histórico.

 

Las nuevas generaciones de mocanos y mocanas deben conocer la producción literaria de don Elías Jimenez, pues en ella encontrarán, en amenas pinceladas, importantes trozos del devenir pueblerino, contado por un escritor atildado de fina observación lo cual le da un sabor especial a sus historias locales.

Según se ha dicho fué don Elías el mejor expositor del pasado de Moca, tan fecundo en hechos y personajes interesantes, según la autorizada opinión de su compueblano y contertulio licenciado José Ramón Rodríguez Guzmán, notable diplomatico dominicano del pasado siglo, que siendo mocano poco vivió aquí.

 

Desempeñó Jimenez los cargos de juez de Instrucción, Procurador Fiscal, Diputado a la Constituyente, Intendente Provincial de Enseñanza, Adminis­trador de Correos dos veces; Gobernador de la Provincia, también en dos ocasiones, y Presidente del Honorable  Ayuntamiento por dos oportunidades, con lo que rindió una prolífica labor de servicio público a su pueblo natal. Esas funciones fueron cubiertas con acrisolada honradez, además de su reconocida capacidad administrativa.

Sus ideas acerca de los asuntos públicos nacionales las plasmaba en artículos de prensa ó en conferencias que dictaba en  fechas propicias y en los círculos intelectuales y estudiantiles.

 

El polígrafo e investigador historico de Moca Julio Jaime Julia, fallecido a finales del pasado siglo, considera como patriotica aquella iniciativa de Jimenez de rescatar del olvido la significativa efemérides del 2 de Mayo de 1861, su afán por perennizar su recuerdo en un monumento conmemorativo, fijado en una plazoleta pública y que enseñe al pueblo el culto de tan brillante fecha histórica, de la cual se siente hoy justamente orgullosa la comunidad mocana.

Esa fue una tarea que don Elías se impuso por años, y no descansó hasta no ver logrado al menos parcialmente su objetivo. Desde las distintas posiciones oficiales que desempeñó, impulsó con vigoroso reclamo el sitial que le correspondia a la gesta histórica del 2 de Mayo, como uno de los acontecimientos de mayor significación entre las efemérides restauradoras de la Patria. Del 2 de Mayo conocen más los mocanos, gracias a don Elías principalmente.

Su obra cumbre, las ya señaladas Tradiciones Mocanas es un esfuerzo literario que entregó don Elías a la comunidad nacional, una obra llena de gracia, sabia ironía, amplio sentido humano, buen humor, fino y sereno, conocimiento de la psicología del mundo y de la gente, según puede leerse en su edicion original o en la reedicion  parcial realizada por el Ateneo de Moca en 1970, con los auspicios del Cabildo local.

Esta publicación fue recibida con gran entusiasmo por la colectivadad estudiosa del país y de Moca. Su divulgación se hacía necesaria, para a dar a conocer un texto de singular valor narrativo que también hace aportes importantes a la investigación histórica de hechos y situaciones, revelaciones inéditas o poco conocidas.

Se trata de señalamientos puntuales que recaen sobre episodios de nuestras luchas internas.

 

El profesor Juan Bosch, ex presidente de la República y eximio hombre de letras de las Americas tuvo elogiosos comentarios publicos para la obra de don Elías Jiménez, considerándola como única en su genero y de un gran valor literario.

Creemos que transcurrido un largo tiempo de la última edicion de las Tradiciones Mocanas, el honorable Ayuntamiento de Moca y el síndico Miguel Guarocuya Cabral deben propiciar una nueva edición popular, para ser distribuida entres los estudiantes mocanos, que poco o nada conocen, y las instituciones culturales locales, como una muy bienvenida contribución al fomento de la lectura en este año que oficialmente ha sido declarado como Año del Libro y la Lectura.

Esta edición popular que proponemos al Síndico y al Ayuntamiento, bien pudiera estar al el cuidado de una comision de intelectuales mocanos que estoy seguro, colaborarían desinteresadamente en esta tarea, como son: Dr. Bruno Rosario Candelier, presidente de la Academia Dominicana de la Lengua, Lic. Adriano Miguel Tejada, director del periódico Diario Libre; Dr. Juan Alberto Peña Lebron, y Dr. Darío Bencosme Báez, destacados intelectuales mocanos y amantes de la difusión de la cultura.

Don Elías Jiménez es el César Nicolás Penson mocano. Usaba en ocasiones el seudónimo de UN CAMPESINO. Con ello denotaba su filiación al entorno en que vivió, y alejando de sí las veleidades cosmopolitas tan en boga en su época. Un escritor nato de alta inspiración que después de casi un siglo de relativo anonimato debiera ser descubierto al disfrute de las nuevas generaciones, mocanas y nacionales.