Uncategorized

Juan Pablo Duarte: la dramática.

LA DRAMATICA.-

Hacia finales de 1840 Duarte y su circulo mas cercano de colaboradores, se percataron de que para soliviantar los ánimos de la población dominicana, alicaídos y llenos de temor hacia los haitianos,  era preferible presentar obras de teatro, que pronunciar discursos o arengar sobre la igualdad de los seres humanos .y su derecho a la libertad.
La obra de teatro era mas impactante, mas adecuada para entusiasmar a la población con las ideas que ellos querían hicieran suyas y estuvieran dispuestos a luchar por ellas.
Así nació la idea de fundar una sociedad que promoviera este tipo de actividad a la cual llamaron
La Dramática.
Esta sociedad fue mucho mas exitosa que la Filantrópica que pronto quedó en el olvido.
La primera obra escogida por Duarte para presentarse, fue Roma Libre de Vittorio Alfieri, traducida por Antonio Saviñón. Era una obra que no requería vestuarios complícados, ni escenarios sofisticados, pero principalmente el la eligió, porque  excitaba el amor a la patria, el odio a los tiranos, presentaba la inflexibilidad de la justicia y el castigo a los traidores.

El sitio donde se presentó fue una casa de dos plantas ubicada en la calle del arquillo (actual Arzobispo Nouel) que tenía una sala grande.

Hubo que prepararlo todo y los actores fueron los mismos trinitarios. Juan Isidro Perez, así como resultó ser el mejor espadachín, ahora resultó ser el mejor actor para los papeles principales masculinos. Duarte fue seleccionado como el apuntador
Además de actores, los trinitarios eran también los tramoyistas,  taquilleros, promotores y utileros de la presentación. Hacia muchos años que no se presentaba una obra de teatro en Santo Domingo, por lo que la expectativa era grande. La presentación de la obra resultó un rotundo éxito. El mas grande acontecimiento ocurrido en la ciudad de Santo Domingo, en muchos años.

El local donde se presentó, resultó pequeño y caluroso. Había que buscar otro sitio para las próximas presentaciones.

Después de evaluar algunas de las ruinas que abundaban en la ciudad, sin que pudieran costear   repararlas y adaptarlas para lo que ellos querían, en una reunión, Manuel  Guerrero, uno de los trinitarios, dijo que el podía construir un teatro. en las ruinas de la cárcel vieja, frente a la Plaza de Armas,(actual Parque Colón). Pues mano a la obra gritaron todos enseguida.

Rapidamente consiguieron el permiso que necesitaban de las autoridades haitianas, (que no recelaban de aquellos afanes de este grupo de jóvenes), para realizar los trabajos, pues este era un edificio público. En poco tiempo tomó forma el lugar  En platea podían sentarse mas de 300 personas.

La segunda obra a presentarse fue “Un día del año 23 en Cadiz, de Eugenio Ochoa.
Era una obra apropiada, porque presentaba una rebelión de españoles ( como se consideraban los dominicanos frente a los haitianos) contra los franceses, que era como se pintaban los haitianos en esos días.

La tercera obra presentada fue, La Viuda de Padilla de Francisco Martinez de la Rosa (se usaría un siglo después contra Trujillo). Esta  obra exaltaba el patriotismo y el sacrificio para obtener la libertad.

A estas primeras tres, siguieron otras presentaciones con el mismo fin, despertar el patriotismo y el deseo de libertad entre los dominicanos.
El efecto de estas presentaciones sobre los asistentes era impresionante.

El estado de ánimo de la población de Santo Domingo  de 1841, ya no era el mismo de 1838 y esto se irradiaba cada vez mas, hacia el interior del país..

Por eso se le fue perdiendo el miedo a los haitianos y cuando llegó el momento de actuar en 1843, Duarte tenía un movimiento fuerte y diseminado por toda la antigua colonia española de la isla.

Autor: Dr. Julio Manuel Rodriguez Grullon