Desde el Vaticano

La iglesia necesita de martires

En la Iglesia de San Bartolomé, en la isla Tiberina, donde el papa Francisco realiza este sábado una visita, se recuerda a los mártires del siglo XX y XXI, del nazismo, del comunismo, de genocidio armenio, en la Primera guerra mundial, de tantos testigos de la fe.

Y entre sus capillas hay una dedicada a los mártires latinoamericanos.

El templo fue construido en el año 1000 en la isla ubicada en el centro de Roma, para contener las reliquias de san Bartolomé apóstol. Confiada por san Juan Pablo II a la Comunidad de San Egidio, en el interior de la basílica están las reliquias de muchos testimonios de nuestro tiempo.