Fotos historiasTemas históricos

La Isla de Santo Domingo, 1790 / 1844

Para mitad del siglo XVIII, la isla de Santo Domingo pertenecía a dos metrópolis. El lado oeste a Francia desde el tratado de Ryswick (1697), y el lado este a España desde los días del descubrimiento.

Los aires revolucionarios del siglo XVIII y la Revolución Francesa de 1789, generarían un cambio importante en la política tanto de Francia como en sus colonias. El lado oeste de la isla, no fue la excepción.

Los movimientos rebeldes contra la opresión y la esclavitud , se habían manifestado en Haití desde 1751 , como aquel que encabezó el sacerdote vudú de origen africano Francisco Mackandlan . Pero durante años estos fueron sofocados.

Haití se había estructurado socialmente con la conjugación de diferentes etnias. Remanentes taínos del siglo XVI, negros esclavos cimarrones de la parte este de la isla, descendientes de españoles que se asentaron en las zonas de los cacicazgos de Marien y Jaragua y vándalos franceses e ingleses procedentes de Saint Kitts, ubicados en el oeste de la Española , creando el perfil del habitante de la parte occidental de la Isla de Santo Domingo de finales del siglo XVII. Pero el verdadero perfil del haitiano actual lo generó la combinación de colonos franceses blancos llegados allí en el siguiente siglo y esclavos africanos traídos para entonces , de la costa oeste del Continente Negro.

Para la penúltima década del siglo XVIII, la colonia Francesa de Saint Domingue (hoy Haití) pasó a ser la colonia mas rica de Francia, produciendo azúcar, café, añil entre otros rublos.

Se estima que para entonces, mas del 40 % del azúcar consumida en Europa, salía de Haití, y que mas del 60% del café suministrado al mismo continente, venia del mismo lugar. Pero aquello cambio para finales de ese siglo.

Con los levantamientos en 1790 del mulato Vicente Oge y en 1791 del esclavo jamaiquino Dutty Boukman en el norte de Haití y el aplastamiento de los mismos, tomaría el control de la revolución un negro esclavo de las plantaciones del norte, Toussaint de Breda (Louverture), quien luego de manejar políticamente a los franceses, ingleses, españoles y locales, tomó el control de la isla y paso a ser el gobernante de la misma, poniendo en vigencia el tratado de Basilea (1795); vale decir, integrando toda la isla a Francia para el 1800.

El movimiento revolucionario haitiano , generó un baño de sangre en el periodo 1790-1801 en la parte oeste de la isla, pero luego de que el líder negro invadiera Santo Domingo en 1801, el baño de sangre se extendió.

Napoleón , que se había asentado firmemente en el poder en Francia, quería que la colonia volviera a ser tan productiva como antes para Francia y no iba a tolerar que Tousseint se quedara con el poder absoluto en toda la isla.

Bonaparte le envió una expedición armada comandada por su cunado Victor Enmanuel Lecler. Finalmente, Toussaint es apresado y enviado a Francia , donde murió en 1803 en el castillo de Joux.

Pero el movimiento rebelde continuó. Fue capitalizado por Jean J. Dessalinnes y sus lugar- tenientes Enrique Cristóbal y Alexander Petion.

La parte este del territorio había sido conquistada por Francia y sus generales, quedando en el poder de oriente Jean Louis Ferrand, con asiento en Santo Domingo. Es la llamada era de Francia (1802-1809). En esos años hubo una migración importante de colonos franceses de Haiti a Samaná.

Dessalinnes, quien declaró la independencia de Haití el 1 de enero de 1804, en el entendido que la isla era una e indivisible, invadió el este de la isla en 1805 provocando otro baño de sangre, pero no pudo tomar Santo Domingo. A su regreso a Haití, al igual que Toussaint, quemó pueblos y plantaciones y además provocó otros abusos como el degüello de Moca …

Dessalinnes fue muerto por sus lugar-tenientes Enrique Cristóbal y Alexander Pertion en 1806. Estos dividirían Haiti en dos reinos, el del norte y el del sur. Allí gobernarían el primero en el norte hasta 1820 y el segundo en el sur hasta 1818. El reino del sur seria gobernado por Petion como un estado republicano, pero el del norte fue declarado un verdadero “reino” y Enrique Cristóbal se declaro su rey. Construyó castillos, palacios, plazas, etc., y creo una verdadera estructura monárquica. Paso a ser la burla de Europa. Termino suicidándose con una bala de oro, y advirtiendo que: “regresaré …”

Los franceses no pudieron reconquistar Haití, pero si quedaron en el lado este de la Isla hasta que el brigadier cotuisano Juan Sánchez Ramírez derrotó al general frances Ferrand en la épica batalla de Palo Hincado (1808) en las vecindades del Seybo, victoria que selló el retiro definitivo de las tropas francesas de la isla.

A partir de entonces , España tomó el control de este lado del territorio, por un periodo de unos 12 años, conocido como La España Boba, que se extendió desde 1809 hasta que el intelectual, abogado y rector de la universidad , José Núñez de Cáceres, declarara la independencia en 1821 (Independencia Efímera).

Pero el esfuerzo fue en vano, este lado de la isla no tenia los recursos , ni recibió el apoyo del Simón Bolívar y la Gran Colombia, para lograr ese objetivo. Tiempo después, Jean Pierre Boyer, el nuevo presidente de Haití y quien había integrado los reinos del Norte y del Sur luego de la muerte de Enrique Cristóbal y Alexander Petion, invade el este e implanta la “Dominación Haitiana” en este lado de la Isla, del 1822 al 1844.

Inicialmente el gobierno invasor haitiano tomó medidas que favorecían a los criollos y españoles , pero con el tiempo estas cosas fueron cambiando y evidentemente las conspiraciones comenzaron a aparecer.

Las visitas a Europa de miembros de familias de la clase media y media alta de la sociedad latinoamericana durante los primeros 20 años del siglo XIX, permitió que aquellas personas concibieran los estados republicanos e independientes y esto generó un movimiento separatista en la América- hispana, que terminaría con la independencia de casi todos esos países.

En la isla y sobre todo del lado este, los disgustos irían aumentando por la intolerancia, desconsideración y abuso del gobierno haitiano para con los locales.

Para 1838, Juan Pablo Duarte conforma un movimiento independentista basado en concepto de Dios, Patria y Libertad llamado La Trinitaria.

El movimiento opositor del gobierno haitiano La Reforma, con el apoyo de los Trinitarios dominicanos se la ingenio para sacar a Boyer del poder. Este fue sustituido por Chales Herard en 1843, pero el plan independentista de los habitantes del este ( futuros dominicanos) ya estaba en marcha.

El 27 de febrero de 1844, los Trinitarios en ausencia involuntaria de Duarte, declaran la independencia de Dominicana.

Esta guerra duraría unos doce anos (1844-1856) y ella se enfrentaría los dominicanos con los haitianos en catorce batallas, tanto en el sur como en el norte del país. Los escenarios de Santiago a Dajabón en el norte, y los de Azua y sus vecindades en el sur, fueron los más importantes en la guerra para expulsar al enemigo.

En 1844 se realizaron 6 enfrentamientos, 5 terrestres y uno naval. Uno de los enfrentamientos fue en el norte, en Santiago (la batalla del 30 de Marzo) y todos los otros en las vecindades de Azua y San Juan- Neyba (Fuente del Rodeo, Cabeza de las Marías, 19 de Marzo y El Memiso). El sexto fue un enfrentamiento naval en Puerto Tortugero, Bahía de Ocoa.

Luego en el 1845 habrían tres batallas más, Cachimán, Estrelleta y Beler. Después, ya bajo la presidencia de Faustino Soulouque, vendría otra invasión produciéndose dos enfrentamientos importantes más, el de EL Numero y el de Las Carreras en las vecindades de Azua en 1849.

Finalmente, entre diciembre de 1855 y enero de 1856, se dan los últimos tres combates entre los haitianos y dominicanos en Cambronal, Santome (ambas en el sur) y Sabana Larga en el norte.

La independencia quedó consolidada, hasta que penosamente nuestro territorio, volvió a ser anexado a España en 1861.

Eso será otra historia …

Texto: Rony Joubert