OpiniónTech/Curiosidades+

Note 7. ¿Por qué explotan?

Por Zorisleidy Matos

Un tema que está dando de qué hablar es el estrenado bebe de Samsung, el Galaxy Note 7, el más reciente y controversial aparato móvil lanzado por la compañía electrónica surcoreana.

Fue el 19 de agosto cuando todo inició, Samsung lanza en preventa este moderno aparato; filas interminables para “apartar” el modelo. ¿Y quién no lo haría, si esta dentro de su alcance?

 

Con una cámara principal de 12 mega píxeles y frontal de 5, pantalla de 5.7 pulgadas SUPER AMOLED con una resolución de 2560×1440, batería de 3500 MAH (Miliamperios por hora), 4 núcleos, una velocidad de 2.3 Ghz, memoria RAM de 4GB y memoria interna de 64GB.

 

Hasta aquí todo estaba bien, un súper aparato que podría hasta sustituir las “tablet”. A finales de agosto el 911 de Estados Unidos recibe una llamada de auxilio, la afectada narra cómo al conectar su celular a cargar esté sin más explotó, afectando una de las piernas de su esposo. La unidad de emergencias llega a la escena y traslada al afectado, en cuanto entra a quirófano el paciente fallece.

 

A la fecha se han registrado ya más de 70 casos de explosión de las baterías de los Samsung Galaxy Note 7. http://www.bbc.com/mundo/noticias-37257215

 

¿Por qué explotan?

Las baterías de ion Ilitio usadas por Samsung son del tipo recargable con iones cátodo y ánodo, estos iones se desplazan en una dirección en el momento de la carga, y en sentido contrario mientras se descargan. Estas dos capas de iones no deben nunca estar en contacto, sin embargo, la reacción química que permite que funcionen las baterías también crean calor, una sobrecarga del equipo o una carga muy rápida puede provocar que los electrolitos pasen de un estado liquido a vapor, lo que conlleva la irremediable búsqueda de salida y provoca la explosión de la terminal.

Samsung anuncio el retiro del mercado estos equipos el 9 de septiembre mediante un comunicado que reza: “Para todas aquellas personas que hayan ya adquirido dispositivos Galaxy Note7, les rogamos que por favor apaguen su dispositivo y vuelvan a usar su anterior teléfono. A partir del próximo día 19 de septiembre, empezaremos a sustituir voluntariamente su dispositivo Galaxy Note7 actual por uno nuevo. Tras nuestras investigaciones hemos averiguado que existe un problema con las celdas de la batería. En concreto, se produce un sobrecalentamiento de la celda de la batería al entrar en contacto el ánodo con el cátodo que es un error muy poco común en el proceso de fabricación.”

Aquí el comunicado íntegro emitido por Samsung Electronic:

http://www.samsung.com/es/news/local/comunicacion-oficial-samsung-galaxy-note7

El 13 de septiembre Samsung anunció que limitará la batería de los Galaxy Note 7 al 60% de su capacidad. ¿Dónde está el fallo? Nos están diciendo que la potente cámara, la increíble pantalla, el procesador y todos los demás artilugios deben funcionar con una batería 2100 MAH, la misma que usa un S3, ellos por querer mostrar al mercado un celular más fino prefieren atar al usuario a cargadores portátiles y baterías extras para durar al menos 4 horas de carga. 

No es una buena jugada limitar la batería del equipo, significaría mutilar el rendimiento del aparato; un poco más de grosor del case resolvería el problema de espacio, aunque claro, le estamos diciendo a Samsung que debe modificar por completo el modelo Note 7. Un aparato muy novedoso, sin duda alguna, aunque con fallo de producción notorio.

Limitar a 60% la capacidad de la batería, insisto, no es una buena idea. Los procesadores de nuestros móviles necesitan que la carga de las baterías aguanten cuando menos un 90 %, para poder trabajar al mismo tiempo todos los complementos o aplicaciones que normalmente usamos. Al Samsung reducir los 3500MAH a un 2100MAH pone en riesgo el buen funcionamiento del equipo, se notará en el momento de usar la potente cámara Dual Pixel con lente F1, al activarla, veremos el retraso en responder al mandato, o cuando usemos la pantalla de 5.7 con el brillo al máximo, se congele y se caliente, será normal sentir el equipo caliente todo el tiempo y no solo cuando este descargado.

Es como si le pusieran a un IPhone 5 la batería de un Huawei, sin querer ofender la marca nacida en la República Popular China.
Mas, Samsung es la pionera en la era digital, sabrá salir del bache que le costó en las primeras semanas un 10% del valor de sus acciones, lo que se traduce en una pérdida de 22,000 millones de dólares.

Lo que parece es que al pretender reemplazar los móviles defectuosos, la multinacional electrónica intenta reducir también las elevadas cifras millonarias en pérdidas. Pero de paso estarían entrando en un círculo vicioso. Pecarían con ganarse malas voluntades de usuarios molestos por el lento y lisiado funcionamiento de un equipo proyectado como la panacea tecnológica en aparatos celulares.

Al aceptar el celular con la capacidad de batería reducida, además de aplicaciones frisadas y otros casos de combustión, estaríamos obteniendo un equipo con un sin número de defectos aún por conocer.

A los usuarios que hayan adquirido el nuevo Samsung Galaxy Note 7, y lo devolvieron para obtener el reemplazo; recomiendo no aceptarlo, sería llover sobre mojado. Ya puedo ver a Samsung nuevamente siendo “Trending Toping” por la inmensidad de reclamos que se avecinan tras recibir el “insuperable” sustituto.

Colaboración de Con Miel y Con Hiel

Artículos anteriores

Candidato oficialista gana comicios en Ecuador

Próximo artículo

Desde Venezuela

El autor

Zorisleidy Matos

Zorisleidy Matos