Desde el VaticanoNoticiasUncategorized

Papa dice el mal espíritu entra siempre por los bolsillos

Papa Francisco
                                                  Papa Francisco

Muchos consagrados fueron perseguidos por denunciar las actitudes mundanas.

Lo indicó este martes el papa Francisco en la homilía de la misa que celebró en la Residencia Santa Marta.

E invitó a pasar de un estilo de vida tibio al anuncio gozoso de Jesús.

El su homilía el Papa parte de las lecturas del día, cuando narran sobre la presencia de Pablo y Sila en Filippi, ciudad en la que aceptaban la doctrina “pero todo quedaba tranquilo y no había conversiones”. “No era –aseguró el Santo Padre– la Iglesia de Cristo”.

“Quienes dicen la verdad son perseguidos” y esto “se repite en la historia de la salvación”, aseguró. Cuando el pueblo de Dios servía, no digo los ídolos, pero la mundanidad, entonces el Señor enviaba a los profetas, que eran perseguidos porque “incómodos” como sucedió con Pablo.

“En la Iglesia cuando alguien denuncia las modalidades que existen de mundanidad, es mirado con los ojos torcidos, esto no va, mejor que se aleje”, dicen.

“Yo recuerdo en mi tierra, tantos y tantos hombres y mujeres consagrados, buenos, no ideológicos, pero que decían: “No, la Iglesia de Jesús es así…”. Este es comunista, fuera, y los echaban y los perseguían.

Pensemos al beato Romero ¿no?, lo que le sucedió por decir la verdad.

Y tantos y tantos en la historia de la Iglesia, también aquí en Europa.

¿Por qué? Porque el mal espíritu prefiere una Iglesia tranquila, sin riesgos, una Iglesia que hace negocios, una Iglesia cómoda, en la comodidad y la tibieza, tibia”.

Autor: Zenit