Opinión

Pensando en mi amigo José Antonio

Tiberio Castellanos
            Tiberio Castellanos

Pues sí, pensando en  mi amigo José Antonio anduve
recordando también aquel tocayo suyo fundador de Falange Española (“Cara al Sol con la camisa nueva, que tu bordaste
en rojo ayer”)

Y luego repensando aquello de derecha e izquierda
y toda la continua confusión que se tiene sobre estas direcciones
políticas, he estado aproximándome a algunas conclusiones.

Lo primero es que se pueden tener varias izquierdas.

Esto lo vimos,
muy claramente enmarcado, con mucho sufrimiento y sangre, en la
Guerra Civil Española.

La Izquierda de Alejandro Casona ( Prohibido Suicidarse en Primavera) es una izquierda muy diferente a la de Santiago Carrillo ( Paracuellos del Jarama).

Y ademas de esas, hubo, al menos, al principio de la Guerra
otra izquierda algo diferente a esas dos antes mencionadas, la de los Anarquistas.

Digo al principio, pues los comunistas de Stalin, en poco tiempo eliminaron a los anarquistas españoles.(Ernesto Sábato, el gran escritor, que en Argentina anduvo con ellos dice que no eran malas personas)

Y así también pueden haber varias derechas.

Una de ellas
pudo ser la de los Social Cristianos de América Latina.

Pero estos
prefirieron ser dizque de izquierdas.

Y perdieron la competencia
con otras izquierdas materialistas y de prédicas más afines a ciertas apetencias de las masas ineducadas.

Sí, y recuerdo un caso que bien pudiera ser un símbolo de lo que nunca debió hacerse. Cuando Eudocio Ravines, aquel valiente excomunista autor de “La Gran Estafa” visitó Santo Domingo, fué el SocialCristiano Caito Javier
quien apareció con él en un programa de la TV dominicana y no
precisamente alentándolo en su lucha contra el comunismo.

Digo que esa pudo ser una Derecha con Ley y Orden…

y
también con respeto a la dignidad humana.

La Derecha que generalmente se menciona en tono muy negativo es el Fascismo en sus diferentes manifestaciones.

Ciertamente, son regimenes con ley (la de ellos, por supuesto) y ciertamente, muy ordenados. Pero ningún respeto a la dignidad
humana. “

Y así no puede ser”.

Tampoco respetan la dignidad humana los regimenes
de izquierda marxista.

Que, en definitiva, propaganda y literatura aparte, resultan más opresivos que los regimenes militares de
derecha.
Aquí en USA se ha hablado recientemente de Ley y Orden.

A muchos no les gusta.

Se habían acostumbrado a cierto desorden y cierta confusión, y a lo políticamente correcto.

Desorden y confusión que nunca fue aquí normal.

Al menos, antes de los Sesenta.

¿ Qué actitudes y doctrinas aparecieron entonces influyendo en los negativos cambios de conducta de algunos grupos, ?

Pues… aquí me veo obligado a enviarlos a la Internet, youtube, Wikipedia, etc. porque se trata, si les interesa conocer un poco de lo que ahora, muy seriamente se menciona como  Marxismo Cultural y también como la Ideología de Género.

Es cierto que los seguidores de estas doctrinas perdieron las elecciones.  Pero no descansan.
Les adelanto algo, como una ayudita: Desde 1952 Herbert Marcuse, uno de los filósofos del Marxismo Cultural de la Escuela de Frankfurt, enseña Teoría Política en las Universidades de Columbia y Harvard.

A este sabio hombre se le llama El Padre de la Nueva Izquierda Americana. Lo demás, en este caso, no es, precisamente,
lo de menos.

Un abrazo,
Tiberio

Artículos anteriores

Alegres y risueñas caras mocanas

Próximo artículo

Asi se escribio la historia dominicana

El autor

José Abigail Cruz Infante

José Abigail Cruz Infante

Nació en Santiago de los Caballeros. Casado. Residente en Santo Domingo.

Graduado Magna Cum Laude en Derecho. Parlamentario por varios años representado su provincia Espaillat en el Senado y la Cámara de Diputados. Ha sido Secretario de Estado y vicepresidente del Parlamento Latinoamericano. Miembro del Consejo Consultivo de FOPREL.

Escritor de varios libros sobre Moca. Director Administrador del blog Mocanos.net.