Cosas de MocaMoca

Rafaelito Martínez y Artañan Pérez, Atrapados por un Corazón.

 

Artagnan Perez
                     Artagnan Perez

Un movimiento para el relanzamiento del club deportivo “La Cancha” de Moca, se efectúa una asamblea donde resultaron electos como presidente y tesorero dos entusiastas inteligentes abogados mocanos que diseñaron un programa de actividades para lograr el renacer de la institución.

Se celebro una noche Árabe que fue una fiesta muy original, se ordenaron con motivos Árabes el salón, muchas damas vistieron de las mil y una noche. Hubo un pequeño trono que fue adornado con un enorme mosquitero semejando un gran velo que fue prestado por una reconocida matrona llama Ana Postín.

La noche típica no se quedo atrás y fue un derroche de imaginación tanto en la decoración como en las comidas y bebidas que se sirvieron. No faltaron los aparejos, las Árganas, los racimos de plátanos y rulos, coco de agua y muchas golosinas que  fueron el deleite de los asistentes.

La cancha surgió de nuevo con un dinámico centro de actividades deportivas y festivas de la juventud Mocana. Se creó el Sapiencia Club que ofrecía charlas semanales de distintos profesionales Mocanos sobre un tema de interés colectivo.

Se organizaron intercambios deportivos entre equipos locales de Volibol y Basquetbol  pues ambas canchas fueron reparadas y mejoradas para el juego.

Un día una comisión de jóvenes se presento donde Rafaelito Martínez y Artañan Pérez los directivos responsables del auge que había tomado “la cancha” y le pusieron una dificultad que consistía en lo siguiente: La Vellonera que tenemos en la institución es de las antiguas y solo recibe discos de 78 revoluciones, cuando ya hoy en día los discos vienen en discos más pequeños de 45 revoluciones queremos que ustedes arreglen esta situación, dijeron los jóvenes Rafaelito y Artañan acudieron a buscar consejos donde Osca Corazón un experto radio técnico que reparaba en su taller todos los instrumentos y aparatos electrónicos de Moca.

Después de escuchar los problemas Oscar como buen profesional sentencio yo puedo resolver eso. Rafaelito Martínez inquieto como una cabra, dijo: “¿Y cómo tu lo haces sin cambiar la Vellonera? Oscar dijo: “Reduciendo la extensión del brazo, adaptando el plato y luego midiendo las revoluciones con un Estroboscopio”.

Artañan como buen tesorero que administraba religiosamente asiduos fondos de la cancha le pregunto: “¿Y por cuanto saldría eso?” Oscar respondió: “Le hago el trabajo por 80 pesos”.

Los dos letrados se quedaron pensativo y entre ellos comentaron: Es muy caro ese arreglo dijo Artañan. Rafaelito respondió: “Si es verdad pero imagínate el tiene que probarlo con un aparato que nos dijo que tiene que ponerlo”. Artañan respondió: “bueno vamos a pagárselo”.

Oscar toma un bulto pequeño se dirige a la cancha y dentro de una hora regresa a la oficina de Artañan a cobrar el trabajo. Este se sorprende y le dice “¿Ya tan rápido?” Oscar le responde “si, está listo, vamos a buscar a Rafa y ver el funcionamiento de la Vellonera”.

Una vez en la cancha, Oscar viendo la cara de incredulidad de sus clientes, pasa a explicar el proceso. Numero 1 yo le dije que había que reducir el brazo. Si respondieron los letrados. Bueno simplemente le corte una parte al resorte que mueve el brazo y este obviamente se achica.

Numero 2 le dije que se requería una adaptación del plato, bueno tome un disco de 45 revoluciones lo coloque sobre el plato le di a su alrededor 3 puntos de soldadura para que el disco quede fijo en ese espacio y ya está resuelto el problema.

Rápidamente Rafaelito le dijo: “¿Y el aparato que dijiste que ibas a usar para probar el funcionamiento?” Oscar respondió: “ha el Estroboscopio, si aquí esta ( y de su pequeño bulto saca una pequeña cartulina redonda con círculos negros a su alrededor que colocados sobre el plato y puesto este a girar las líneas negras se van transformando en un fondo blanco). Este es el Estroboscopio y sirve para ver que las revoluciones del plato están funcionando bien”.

Aquellos dos leones se miraron se sonrieron y pagaron conforme los 80 pesos que Oscar Corazón le gano en menos de una hora.