InternacionalesNoticias

Un Sueño que no se ha hecho realidad

Mi amigo y compatriota Fátimo Garcia, es mas piadoso que yo.
Y más optimista también. Lo cual celebro al nivel de fiesta espiritual
Por favor, lean su llamado.

Buenas tardes, como dominicano y como devoto a la veneración a Nuestra Señora de Altagracia. quiero tocar una vez mas tu puerta.

Esta Version en español te la hago llegar con el fin de que nos ayude a realizar este sueño el que será orgullo de los dominicanos en el Sur de la Florida y de todo Estados Unidos.

Un lugar donde la gente diga “Eso de  los Dominicanos. Toma un momento y mirado, reenviaselo a otros  y si te sientes motivado envia tu donación deducible de impuestos de la cantidad que quieras Cheque pagadero a : Corpus Christi Catholic Church (en el memo Mision Nuestra Señora de Altagracia) , 3220 NW 7th Avenue Miami, Florida 33127 o puedes llamarme a 305-635-1331 o a mi celular 305-490-2020.  Juntos podemos.
Gracias y bendiciones.

Hasta aquí Fátimo. Sigo yo.

Hace ya varios años se construyó la base
del termplo.

Y ahí hemos quedado. El Padre José Luis, Párroco de
Corpus Christi, ha comenzado varios y muy distintos programas de
búsqueda de fondos para la construcción del templo a la Altagracia.

Pero, a decir verdad, los fondos recaudados no han sido suficientes
para seguir la obra.

          Aquí quiero apuntar varios asuntos:

El primero, nos falta un cura dominicano para la misión y futura
parroquia de La Alta Gracia.

En este momento, el párroco de Corpus Cristi tiene un solo ayudante.

El  y el Padre Joseph, deben decir misa, cada domingo, en siete diferentes capillas.

Mejor dicho en
seis capillas y en la Iglesia Parroquial, donde tienen lugar varias
celebraciones Eucarísticas, cada domingo. Cada domingo dije.

Me parece que en una de esas capillas la misa es el sábado por la tarde.

Pero aún así, entiendo que debíamos hacer el mayor esfuerzo posible para traer un cura de Santo Domingo para La Altagracia y así también aligerar un poco las labores del Padre José Luis y el Padre Joseph.

Lo Segundo, diría yo, es que el templo ya comenzado, bello
recuerdo en cemento, en Allapattah, de la gran Basílica de Higuey, requiere para su terminación
una inversión de más de tres millones de dóllares.

Y no
parece que los programas pro fondos activados hasta ahora den
esa cosecha.
Así que lo tercero, es conseguir ese dinero a préstamo.

Con
la Arquidiócesis… o con un Banco privado.
Un detalle o una nota optimista en este relato es que la capilla de La Altagracia se llena cada domingo.

Sí, cada domingo se llena de católicos dominicanos y de otros países de hispanoamérica también.

Y que la contribución de los fieles, cada domingo, promedia
unos $1,800.oo Dólares. Si, mil ochocientos.

Lo cuarto y último es mi grito de Guerra al frente de las
Cincuentenas de Higuey rumbo a la Batalla de La Limonade.

Y mi
esperanza de que el fervor de Fátimo inunde de sano corage muchos corazones dominicanos.
Un abrazo,
Tiberio