Opinión

VENEZUELA…¿UN MILAGRO AL REVÉS?

 

Venezuela, más que caja de Pandora, es un inimaginable milagro al revés.

No hay precedente en el mundo de cómo un país que hace menos de dos décadas,  figuraba  con las mejores  perspectivas para entrar al primer mundo, sea hoy un patético ejemplo de miseriahambrunaescasez, inflación,corrupcióninseguridad y desastre institucional.

Es posible que  quien lea lo anterior piense que es una exageración propia de  un “afiebrado opositor”. La presunción es lógica  porque ningún sensato que conoció a la Venezuela floreciente  puede imaginarse un descalabro tan generalizado y degradado.

Hay quienes, observando  sólo el drama de la hambruna la comparan con la habida en Ucrania durante los años 1932 y 1933  o  -lo más acuciosos-  piensan en  una versión de “La Peste” de Albert Camus, donde el propio autor reflexiona:   “la plaga (…y Venezuela la afecta una plaga de ratas como en la novela  del insigne  filósofo)  no está hecha a la medida del hombre, por lo tanto, piensa que la plaga es irreal, es un mal sueño que como vino se irá”. Si seguimos recordando  la famosa novela, las ratas efectivamente  se fueron pero el virus de la peste  siguió asolando a  Orán, la famélica y supuesta ciudad de Argelia.

Así, en Venezuela,  la peste crece y espanta…sin tomarse plena  conciencia de que un país, aceleradamente,  deja de ser país.

Esta dinámica de falacias  nos hace pensar que las cosas suceden como hechos inevitables  y  -como son tantos-  el último descalabro sirve para  que se nos olvide el anterior.

Recordemos algunas  “perlitas”  (¡sólo algunas!) del  increíble inventario del “milagro al revés”:

chavez y ho chi min

-Cuando  algunos gestores y agencias  empezaron a visualizar la tragedia económica que se asomaba en el país e iniciaron diligencias ante el FMI para conseguir un auxilio, este organismo investigó el origen  de tal falencia y descubrió que una elite de “nuevos ricos”,  venezolanos  cuyas edades oscilaban entre 24  y 30 años, poseían, en conjunto, depósitos personales  en bancos suizos, belgas, panameños y otros paraísos fiscales por más de U$ 3.500.000.000 ¡tres mil quinientos millones de dólares¡…cifra sideral que difícilmente  cabe en la imaginación de cualquier  mortal.

Desde luego, el FMI no iba a asumir la complicidad de   tamaño y flagrante  robo al  país y, obviamente,  recomendórepatriar lo robado. ¡Es lo lógico¡

Autor: Tolentino Pérez Soto

No hay comentario

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos anteriores

Aqui, están las noticias de la tarde

Próximo artículo

Como Lograr la Liberación del Óxido Nítrico