Abogados de Moca que conocí y trate profesionalmente

Compartir

FRANCISCO ARCHIVAlDO VASQUEZ

Abogado y notario

Era de buen hablar, con una perfecta diccion, hablaba calmado y usando los giros de la lengua en forma correcta. Su ejercicio profesional fue discreto y eficiente. Tenia gran clientela de la zona de Estancia Nueva y su entorno.

Desarrillaba una intensa vida social en la comunidad, pues su carácter jovial y alegre le brindaba la oportnidad de socializar en todos los ambientes de la Moca de su epoca, no obstante los rigores de la dictadura que padeciamos los dominicanos.

En agosto del 1955, se celegro en Santiago la famosa “cena del Matum”, un acto para conmemorar los 40 años de ejercicio de la abogacia del licenciado Federico Carlos Alvarez Perello, prestante jurista del pais. En dicha cena se omitio el nombre de Trujillo en los discursos que se pronunciaron, lo cual motivo una tormenta politida de honda repercusion.

Archivaldo fue uno de los asistentes de los abogados mocanos en dicho acto.  Al producirse el escandalo fue cancelado como abogado de oficio, cargo que desempeñaba en Moca.  El hmenaje a Federico Alvarez, fue organizado por Edduardo Sanchez Cabral y tenia una clara intension politica de carácter antitrujillista, como lo expreso Fello Vidal al señalar que recibio la invitacion la tarde anterior a su celebracion, no iobstante ser el senador de la provincia.

Archivaldo estuvo acompañado de su esposa Colombina y el padre de esta, el rico hacendado Buchin Henriquez, compartiendo la mesa con Antonio Rosario, quien fue el animador en Moca de la celebracion de la Cena y  que evidentemente conocia la “oculta intension”, como lo demuestra su expresion durante los discursos,    “Don Buchin, no le parece que estamos asistiendo a un mitin de la oposicon”.  El rico agricultor mocano se estremecio al escuchar esas palabras. Tambien, Archivaldo.

Despues de su cancelacion el abogado Vasquez se mostraba cauto y receloso, ya que la purga politica estaba cobrando victimas a diario.  No hacia reuniones ni tertulias en su oficina, solo recibi a sus clientes y conversaba con ellos de manera discreta lo temas de su competencia.

Una mañana, el occioso joven universitario mocano Sully Viñas, bromista emperdenido y jodedor permanente, sentado en el parque central ideaba com alegrarle o joderle  el dia a algun projimo como era su costumbre. En pleno parque escucho cuando Alfredito Rojas le dijo al Sapo Conde “ ve a la oficina de Archivaldo que el te arregla eso”, se referia a un asunto de la matricula del carro de Sapo. Esa expresion le prendio una idea al bromista de Sullycito, quien de inmediato puso en marcha su plan. Al cruzar la calle se encontro con Simon Ceballos, rico procesador de caafe de Villa Trina y le dijo, “Archivalto lo quiere ver en su oficina”. Siguio rumbo a su casa y frente al Café Asia, se encontro con Chu Bencosme y le repitio el mensaje, “Archivaldo lo quiere ver en su oficina”. Asi lo hizo con David Rosario, Antonio Marte,  y varias personas mas.

Cuando Archivaldo llega a su oficina la encuentra llena de personas conocidas por el que le inquieren que para que lo queria ver. Atolondra y sorprendido le responde, “hay una confusion, no lo he mandado a buscar”. “debo irme a una audiencia a Santiago y despidio a los visitantes. Llamo al secretario y le dijo, cierra la oficina y no abra hasta que yo le avise. Se marcho rapidamente a Estancia Nueva donde permanecio hasta el dia siguiente.

Enterado de que no sucedió nada retorno a sus labores cotidianas normalmente.


Compartir

Leer anterior

Foto del dia

Leer siguiente

Thony Genao y su canto aMoca

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.