Coronavirus. Estudio israelí muestra que tomar sol ayuda al cuerpo a combatir la enfermedad

Compartir

Investigadores israelíes han concluido que unos buenos niveles de vitamina D, la llamada vitamina del sol, ayudan a las personas a luchar contra el coronavirus de forma más rápida y eficaz y reducen las posibilidades de hospitalización. Milana Frenkel-Morgenstern, de la Universidad de Bar Ilan, dijo al diario The Times of Israel el domingo que la vitamina D es “como un esteroide”, después de publicar lo que, según ella, es el mayor estudio de este tipo basado en la población del mundo.

Su equipo estudió una muestra de 7.807 israelíes que fueron examinados para detectar el coronavirus. Descubrió que el nivel medio de vitamina D de las personas que dieron negativo estaba en el rango “adecuado” aceptado internacionalmente, mientras que el promedio de los que dieron positivo estaba en la categoría “inadecuado”.

Los niveles de vitamina D inferiores a 20 nanogramos por mililitro de sangre se consideran inadecuados.

Frenkel-Morgenstern dijo que las personas de su muestra que dieron negativo estaban, en promedio, dentro del rango adecuado, mostrando un recuento medio de vitamina D de 21 nanogramos por mililitro. Los que dieron positivo estaban, en promedio, por debajo del nivel adecuado, con una media de vitamina D de 19 nanogramos por mililitro.

Las personas que fueron hospitalizadas después de su prueba tenían un promedio más bajo de vitamina D: 17 nanogramos por mililitro.

El estudio, recientemente revisado por pares y publicado en The FEBS Journal, comparó a las personas que obtuvieron un resultado negativo con las que terminaron dando positivo y siendo hospitalizadas, y reportó una marcada diferencia en los niveles de vitamina D.

Frenkel-Morgenstern dijo que las personas que estudió a partir de los 50 años tenían el doble de probabilidades de ser hospitalizadas con COVID-19 si tenían bajos niveles de vitamina D en comparación con las personas de edad similar con buenos niveles de vitamina D.

Las personas de 25 a 49 años con bajos niveles de vitamina D tenían 1,45 veces más probabilidades de ser hospitalizadas con COVID-19 que otras de su edad, dijo.

Los niveles de vitamina D por debajo del nivel recomendado -clasificados como deficiencia o, menos grave, insuficiencia- son muy comunes, y se estima que mil millones de personas en todo el mundo tienen deficiencia de vitamina D, con el 50 por ciento de la población presentando una insuficiencia. Frenkel-Morgenstern dijo que su investigación sugiere que alrededor del 70 por ciento de los israelíes tienen bajos niveles de vitamina D.

Frenkel-Morgenstern, directora del Laboratorio de Biocomputación de Enfermedades Complejas de la Universidad de Bar Ilan, no cree que la vitamina D impida que las personas se contagien del coronavirus, pero cree que aumenta la capacidad del cuerpo para combatirlo una vez infectado. Dijo que sus resultados reflejan que la vitamina D ayuda a algunas personas a experimentar el virus con relativa ligereza y a permanecer fuera del hospital, y a otras a deshacerse del virus antes de hacerse la prueba.

La experta dijo que es urgente, en plena lucha contra la pandemia, que las personas aumenten sus niveles de vitamina D, ya que la prevalencia de niveles bajos es generalizada. Afirmó que sus hallazgos deberían guiar la política pública, argumentando que los cierres por coronavirus y el llamado a evitar las salidas innecesarias ha contribuido en realidad a los bajos niveles de vitamina D que están poniendo a la gente en riesgo.

Normalmente, la mayor parte de la vitamina D se absorbe a través de la piel, de la luz solar. “El problema ahora es que la gente se queda en casa o en el coche todo el día, no va a las playas, no se expone al sol”, dijo, y añadió que creía que la mejor medida que la gente puede tomar es asegurarse de que pasan tiempo al aire libre.

Sostuvo que las autoridades deben tener en cuenta las necesidades de vitamina D en las futuras restricciones, y evitar cerrar espacios públicos al aire libre, como las reservas naturales y las playas, como ocurrió durante el cierre de marzo-abril. “Por eso es tan importante no cerrar las playas en ningún cierre futuro”, dijo. “La gente debería ir al sol, al mar”, sostuvo.

Cada vez hay más sugerencias a nivel internacional de que unos buenos niveles de vitamina D -que se cree que tienen una serie de beneficios para la salud- ayudan a las personas a lidiar con el coronavirus. Un reciente estudio alemán concluyó que “se debería prestar mucha más atención a la importancia del estado de la vitamina D para el desarrollo y el curso de la enfermedad”.


Compartir

Leer anterior

Noticias de hoy

Leer siguiente

Tormenta tropical Isaías entraría a República Dominicana la mañana del jueves

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.