El coronavirus, violencia de genero y medioambiente marcan San Valentín 2020

Compartir

Las celebraciones de San Valentín no son ajenas a los asuntos que preocupan al mundo y este año muchos festejos se han visto afectados por el coronavirus o inspirados por la lucha contra la violencia de género o el cambio climático.

El coronavirus afecta sobre todo a China, donde este año el miedo al contagio hace que la mayoría de las parejas renuncie a las cenas en restaurantes, abarrotados normalmente en esta fecha, y a los viajes románticos. Las celebraciones se harán mayoritariamente en casa y algunos internautas bromean con la posibilidad de que el semi-aislamiento en el que se vive por el virus provoque un “baby boom”.

MASCARILLAS Y DESINFECTANTE También se lo han tomado con sentido del humor los vendedores del mercado de flores de Dangwa en Manila, que este año han incluido en los tradicionales ramos mascarillas y desinfectante de manos para prevenir infecciones. En Vietnam, algunas floristerías ofrecen los ramos “Corona Valentine” compuestos de botes de gel desinfectante y mascarillas sanitarias, un producto que, agotado en muchos establecimientos, también se ha convertido en un regalo valioso. El miedo al coronavirus no ha impedido la celebración de bodas masivas en algunos lugares de Asia como en

Manila, donde unas 146 parejas se dieron juntas el “sí quiero”.

BAILAR CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO Grupos de mujeres aprovechan San Valentín para llamar la atención sobre el lado oscuro de las relaciones de pareja.
El Zócalo de la Ciudad de México acoge este viernes el mini-festival de música “Diversas formas de amar. Amores sin violencia” con la participación de Ha-Ash, Morat y Flor Amargo.

En distintos lugares de Alemania se celebran hoy los llamados “Bailes de San Valentín” para denunciar la violencia de género. El más llamativo tiene lugar ante la Puerta de Brandeburgo, donde la artista estadounidense Eve Ensler inició esta tradición en 2012. Miles de mujeres, de toda edad y condición, participan desde entonces en el baile ante el emblemático monumento de la capital alemana.

EL AMOR A LA NATURALEZA San Valentín, por otra parte, se está convirtiendo en una fiesta en la que no sólo se celebra el amor romántico, sino la amistad o, en estos tiempos de concienciación medioambiental, el amor por la naturaleza. El Jardín Zoológico de Zagreb organiza con motivo de San Valentín visitas guiadas dedicadas al amor en el mundo animal y todas las parejas que acudan hoy al Zoo pagan solo una entrada. Muchas especies animales son monógamas y algunas practican ritos como la bella danza de matrimonio de las grullas, determinadas aves exhiben sus mejores plumajes durante la época de apareamiento y algunas parejas son campeonas en largos rituales de intercambio de cariños, destaca el zoo. La Sociedad protectora de Animales de la ciudad francesa de Lyon ha organizado sesiones de citas rápidas (“speed dating”) entre 72 perros que se encuentran en las perreras de la ciudad y posibles familias de adopción. Plataformas como Tree Nation fomentan, por otro lado, el apadrinamiento de árboles.
Y en el Museo Nacional de Costa Rica se puede tener una “Cita a ciegas con un libro” y “enamorarse” de la lectura.


Compartir

Leer anterior

Un método para dejar de fumar =

Leer siguiente

25 años de cárcel para dominicano que mató a su esposa en peluquería de Nueva York

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.