El Maco de Pichilin en la sala de tortura de la 40

Compartir

Miguel Angel Michel y Juan Espaillat

El Maco de Pichilin en la sala de torturas de la 40

Miguel Angel Michel Diaz, fue un altivo y buenmozo mocano, con una radiante personalidad alegre,juguetona y un amor entranable por su tierra natal.

El Maco, como se le llamaba, lleno una epoca en la vida social de Moca, pues no habia ninguna iniciativa en la cual no estuviera apoyando.

Vivia orgulloso de sus ancestros y sus tradiciones, por eso, no comulgaba con el regimen dictatorial de Trujillo. Era festivo poor naturaleza y le gustaba la vida florida en permanebte carnaval.

Al ocurrir el hecho historico del 30 de mayo de 1961, accion de un grupo de corajudos patriotas le pusieron fin a la vida del tirano. Este hecho de ribetes legendarios fue protagonizado por Antonio de la Maza Vasquez, cunado del Maco.

Otro de los involucrados en la trama heroica de ponerle fin a los sangrientos 32 años de opresion, fue el joven Tunty Caceres Michel, sobrino de Miguel Angel. Por sus antecedentes de rebelde y sus vinculos sanguineos con los complotados mencionados, fue detenido en Moca al dia siguiente de conoceerse la noticia del tiranicidio, y trasladado a Ciudad Trujillo, donde fue encerrado junto a los demas familiares de los autores materiales del hecho.

Al conducirlo a la tenebrosa carcel de la 40, al llegar pudo ver por los cristales del vehiculo el titular de un periodico que anunciaba la muerte de Trujillo. Dos dias mas tarde se presento al luigar Ranfis Trujillo y sus acolitos, pidiendo que le trajeran a Michel. Ya en presencia de Ranfis, este le dice, “donde esta tu hermana”, con voz temblorosa El Maco le responde, “General yo no se de ella, la noche del suceso yo estuve en el Club Recreativo de Moca, en compania del Mayor EN. Comandante de la plaza”.

Respuesta esta que le salva la vida. Ranfis se marcha y antes le dice a Johnny Abbes, sigue interrogandolo a ver si le saca algo.

El Moco es conducido a la sala de torturas y alli en presencia de los esbirros torturadores, Abbves le dice, “te me salvaste cuando el 14, vamos a ver ahora”. Ordena sentarlo y amarrarlo en la tristemente silla electrica y tomando el control hace un gesto de apretar el boton, ante los cual El Maco pega un alarido y se estremece de dolor.

Entonces Johnny , le dice, “te pico mucho, vamos a ver esto, mostrandole el cordon electrico que no habia sido conectado a la silla. Decia Miguel Angel que, cuando vio aquello se le fueron todas las fuerzas y ya no supo nada mas.


Compartir

Leer anterior

Alcalde David Collado rechaza intervenir el parque Mirador Sur para dar paso a soluciones viales

Leer siguiente

Peregrinos de El Seibo son recibidos en Palacio

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.