Hablemos de Moca

Compartir

Escribe Carlos Estrella

Teníamos una vez un hombre muy astuto con una sapiencia tan natural que veia más allá las vicisitudes de sus detractores, amigos suyos de los que casi a diario compartían tragos con EL.

Profesor Pablo Bienvenido de la Cruz, educador y maestro de sastreria, joyero, director de la Banda de Música, jovial, cuentista, buscador de amistades, nunca se oyó de Él nada, que no fuera de su referencia de humildad y servicio.

Necesitamos leer las anécdotas que a diario se publican de personalidades del mundo como lo son Pablo Neruda , Facundo Cabral, Manuel del Cabrar, Pedro Mir, Aída Cartagena, entre algunos de los tantos que son afortunados porque propagan sus décimas, prosas y versos por los que hoy son famosos.

Mi querido profesor, cómo solía decirle.

Al término de sus atribuciones y ante toda y cada una de sus intervenciones con sus más allegados y amigos, compañeros de tragos y tertulias, llegaba el momento de él tener que partir, se ponia su Gorra o Sombrerito de alas cortas, bolso papelera con documentos importantes o papel con música escrita, último trago de ésa jornada y caminaba con seguridad para alejarse del grupo, haciendo al final de la visión de todos el siguiente gesto :

¡ YA ¡ ” PUEDEN COMENZAR A CRITICAR “

No hay forma de valorar el esfuerzo humano ni siquiera corresponder en reconocer el desempeño de muchos de los que con amor y desinterés han hecho el querer que las cosas salgan bien, una sola critica es suficiente, para descomponer todo el esquema de lo que se ha querido hacer.

Satisfecho, quienes y cada uno de los que trabajaron en la clandestinidad y expusieron su tiempo, su espacio físico, sus años de experiencias y dedicación después de su retiro , para remembrar la memoria y el placer de poder disfrutar de una RÉPLICA de lo que en vida se llamó la figura de una mujer que sacrificó mas de 70 años, acompañada del calor y el fuego de una COCINA.

Gracias, Ángela Conde, Niña Gómez, gracias, Taty, Luisito, Pedrito, Águeda Pereyra, y todas las personas que hicieron posible que más de 550 personas pudieran por lo menos oler y oir decir que existió en Moca una Fonda Comerdor, llamada PETRO.

GRACIAS, MAMÁ DORCA, RUBENCITO LULO, NANA, EDITA, ANNY, cuanto estoy y estaré agradecidos de Uds.

Dr. Tomas Daniel Cueto Acevedo

Lic.Jose Rafael Lantigua

Directiva de la Asociación de Mocanos, amigos todos, gracias Mil.

Carlos Estrella


Compartir

Leer anterior

Gran confusión entre padres por el cierre de escuelas en zonas rojas, naranja y amarillas en NYC

Leer siguiente

Exregidor hace llamado de consenso para lograr cierre del vertedero de Moca

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.