Hablemos de Moca

Compartir

Escribe Carlos Estrella

Reencontrarme con un valioso y caro admirador no es cosa casual.

Uno desde niño, tenía personas que ante uno lo veíamos hombres hechos y derechos, y nos hacía aparentar que deberíamos crecer rápido para poder hacer lo que ellos hacían.

Tener una preferencia en su barrio de origen, adquirir el respeto de sus Padres, tener la consideración y las amistades adquiridas por ellos, a juzgar la amplia relación que tenían entre sus amigos y relacionados.

BARTOLO CRUZ INFANTE, hermano de nuestro querido Abigail, es uno de estos personajes, de un bajo perfil, silencioso, cauto, afable, respetuoso, y buen amigo.

Verlo caminar desde la casa de Farfán Fernández frente al Parque Cáceres, pasar frente a la esquina de Parpancho, o en el Colmado de Nedo Burdiez, después compartiendo con sus entrañables amigos como los eran Fiquito Espejo y Homero Hernandez, eran de aquéllos momentos de la adolescencia, que se le quedan grabados para siempre en nuestra memoria.

Hablamos de los años de vivencias, y recordamos varios de los amigos mutuos, y de las cosas de nuestro Pueblo.

BARTOLO, siempre con ese gesto y ese estilo inconfundible de una personalidad con dominio, de lo que el siempre heredó, ” La sinceridad.”

Para el nuevo formato de MOCANOS.net


Compartir

Leer anterior

Domingo de las Madres

Leer siguiente

La Palabra Diaria de hoy – domingo, 31 de mayo de 2020

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.