Hablemos de Moca

Compartir

Escribe Carlos Estrella


¡ HABLEMOS DE MOCA. ¡

Por las facilidades que conseguíamos con el Chino de Australia, era frecuente visitarlo porque su emotividad y forma de ser a veces se mostraba pesada y curiosa al mismo tiempo. Sólo era cuestión del fin de semana.

El Chino, como se solía llamar, era un hombre de gustos extravagantes, cocinaba una comida los Sábados, para el servirse cada vez, que despertaba de uno de los pasatiempos que solia hacer, sin pararse hasta el Domingo a las 6.00 de la tarde.

Pero grande y genioso era ese Salón de Bellezas, de Doña Australia.

Pudo rescatar el arte de la moda del Cabello, entre los peinados en la mujer más sofisticados.

Cuando reclutó estilistas principiantes llegaron jovencitas, no puedo olvidar a Gogo, la China, Pelagia y Luz, quien fungia como su mano derecha.

Aquella muchachita de ojos de gato, como le decian, pudo sobreponerse y alcanzar la más alta confianza de Australia, hasta para hacerle un peinado a Doña Blanca Lara, o hasta darle una recortadita de pelo a Nidia Carias.

Ella, conquistó a uno de los hombres más humildes y trabajadores que he conocido, empleado del Garage las Mercedes, Fremio Peralta, amigo de mi Familia y querido por todos los que a él, le han solicitado sus servicios.

El Salón de Bellezas de Australia, otro de los Símbolos, que marcaron una historia en nuestro pueblo .

Carlos Estrella


Compartir

Leer anterior

La Palabra Diaria de hoy – martes, 7 de julio de 2020

Leer siguiente

Carlos Rodríguez: empresario mocano con visión de futuro en EEUU

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.