La muerte trunca los sueños de una joven madre inmigrante

Compartir

NUEVA YORK.– Una joven madre que emigró junto a sus tres hijos y su pareja hace apenas un año, encontró la muerte al amanecer del domingo, cuando retornaba a su casa, poco después de terminar su jornada de trabajo.

Ahora el esposo, Edwin Chacón, de 32 años, aún no logra asimilar la repentina muerte de María Christina Villacres, de 29 años y tampoco sabe, cómo encarará su futuro y el de Dylan, Juan Keylin, de 12, 7 y 3 años respectivamente, que quedan huérfanos de madre.

“Teníamos tantos sueños. Ella trabajaba mucho, se sacrificaba porque quería ver a sus hijos sin que les falte nada y que salgan adelante estudiando”, dijo Chacón visiblemente impactado, con los ojos enrojecidos, mientras sostenía a la pequeña Keylin en sus brazos.

Ayer, el sol del mediodía ardía implacable en Corona, el barrio de Queens, donde reside esta familia de inmigrantes ecuatorianos, originarios de Ambato, en la región provincia andina de Tungurahua. Allí, en la acera frente a la casa de ladrillo, en el 109-44 de Corona Avenue, jugaban Dylan y Juan, de la misma forma que lo hacían todos los días, mientras esperaban la llegada de su mamá, sólo que esta vez ya no la verían más.


Compartir

Leer anterior

Medios españoles dicen Rey Juan Carlos se retira a República Dominicana

Leer siguiente

Este fruto te ayuda a retardar el envejecimiento y prevenir el cáncer

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.