La Palabra Diaria de hoy – domingo, 25 de octubre de 2020

Compartir

nviada por : Frank Taveras

ESCUCHAR

Durante el curso de un día, puedo oír muchas cosas: conversaciones, música, sonidos de la naturaleza, el ruido del tráfico e incluso mi voz.

A veces, lo que estoy oyendo me distrae del verdadero acto de escuchar.

Al escuchar atentamente me vuelvo consciente de la voz del Espíritu; Su presencia me consuela y me guía.Me siento en un ambiente tranquilo, y comienzo a sosegar mi mente y mi cuerpo.

Creo un espacio sereno para escuchar la voz tranquilizante del Espíritu, la cual es tan clara como mi propio conocimiento interno.

Respiro profundamente y descanso en ese espacio.Continúo mi día atento a la voz del Espíritu que se expresa a través de todas las personas en mi vida.Jesús respondió: “

Más bien, dichosos los que escuchan la palabra de Dios, y la obedecen”.—Lucas 11:28


Compartir

Leer anterior

La era de Trujillo: entre el Leviatán y el miedo

Leer siguiente

LAS ENMIENDAS A LA CONSTITUCIÓN (ii)

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.