La Palabra Diaria de hoy – viernes, 26 de junio de 2020

Compartir

Enviada por Frank Taveras

SANACIÓN

Cuando acepto que mi alma ya está completa en Dios, entonces mi experiencia de sanación surge tan naturalmente como la noche sigue al día. La salud es el estado natural en la infinita Mente de Dios. Yo acepto esa plenitud como mi verdadera identidad.

La sanación externa que deseo es el resultado de reclamar mi salud interna. Mantengo mis pensamientos y sentimientos en una conciencia de unidad con Dios. Afirmo: “Yo soy sano”, “Yo soy libre”, y permito que estos pensamientos echen raíces en mi mente y comiencen a florecer. Soy paciente al seguir repitiendo mis afirmaciones y permanezco lleno de fe sabiendo que mis palabras hacen su trabajo sanador. Sé que mi salud es inevitable cuando mantengo una actitud de fe en mente y corazón.

En ti se halla el manantial de la vida, y por tu luz podemos ver la luz.—Salmo 36:9


Compartir

Leer anterior

7 pistas precisas que indicarían el día y la hora exacta en que murió Jesús

Leer siguiente

Monseñor Ramón Benito Ángeles Fernández es el nuevo rector de la UCSD

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.