LAS ENMIENDAS A LA CONSTITUCIÓN (ii)

Compartir

Por: Dr. Julio Rodriguez Grullon

El congreso no puede ordenar a los ciudadanos  albergar soldados en su casa

Esta enmienda se debe  que en esos tiempos era frecuente que los ingleses, cuando enviaban soldados a pelear a sus colonias en norteamérica contra los franceses y hasta contra los mismos americanos, ordenaban que los soldados podian alojarse en las casas de los lugareños  y ser provistos de sus necesidades, por los dueños de la casa.

Esto le abarataba mucho los  gastos de mantenimiento del ejército al parlamento británico, pero era una gran molestia para los lugareños, aunque fueran partidarios de los britanicos (tories) y los ciudadanos del nuevo país no querían que esto se repitiera, aunque fuera ahora con su propio ejército.

Así que esta enmienda enfatiza que ni en tiempos de paz o de guerra el congreso puede ordenar a los ciudadanos, albergar soldados en su casa.

Las circunstancias  en que esto pueda hacerse, deben estar claramente definidas en una  ley.

Enmienda cuarta.-

Los agentes federales, no pueden autorizar o realizar registros arbitrarios 

            Los ciudadanos tienen derecho de  sentir que su persona está razonablemente segura,  asi como sus pertenencias  en sus casas, las  que no pueden antojadizamente ser sometidas a registros o saqueos y ninguna autorización para realizar cualquiera de estas cosas, puede otorgarse sin  una razón valedera y donde se especifique bajo juramento o acusación, donde se demuestre  bien claro, el sitio que se va a registrar o la persona  o cosas que pueden ser apresadas o  incautadas

Enmienda quinta.-

Las cortes federales no pueden violar ciertos derechos de las personas  

Ninguna persona puede ser acusada de ser responsable de un crimen, sin presentársele una acusación seria,  hecha por un jurado,  excepto en los casos de que ocurra en el ejército o fuerza naval, o en un cuerpo de milicianos, estando de servicio en tiempos de guerra o de peligro público. No debe nadie  ser sometido por la misma ofensa mas de una vez y ver arriesgada su vida o alguna extremidad o ser obligada en ningún caso criminal, a declarar contra si mismo, ni a verse preso, o ser  privado de su libertad, sin seguírsele  un proceso de ley , ni debe la propiedad privada  ser tomada  para uso público, sin recompensarse debida-mente a su dueño.   

Enmienda sexta.-

Las cortes federales tienen que garantizarles sus derechos a los acusados

En todos los casos de persecuciones criminales, el acusado debe de gozar del derecho a un juicio rápido y publico,  por un jurado imparcial de el estado o distrito donde el crimen  haya sido cometido. El distrito debe haber sido previamente señalado por la ley y ser informado de la naturaleza de la acusación y debe ser confrontado de frente con los testigos en contra suya y tener libertad de obtener testigos a su favor y tener el derecho de un consejero legal para su defensa.

Enmienda séptima.-

Las cortes federales tienen que garantizar un juicio por jurado en las demandas civiles

En los casos de demandas por la ley común, donde el valor en cuestión debe exceder la suma de veinte dólares,  el derecho a juicio por un jurado, debe ser preservado y ningún hecho juzgado por un jurado debe ser de nuevo examinado en cualquier corte de los Estados Unidos, si no es de acuerdo con las reglas de la ley común.

Enmienda octava.-

Las cortes federales deben evitar los abusos o excesos, en casos de libertad bajo fianza, multas o  castigos

Este articulo no necesita explicación, pues está bien claro su propósito


Compartir

Leer anterior

La Palabra Diaria de hoy – domingo, 25 de octubre de 2020

Leer siguiente

Jefe de Gabinete de Trump: “No vamos a controlar la pandemia”

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.