Parques infantiles en complejos de NYCHA representan una amenaza para los niños

Compartir

NUEVA YORK.-  Casi las tres cuartas partes de los parques infantiles de los complejos de la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York (NYCHA), están en condiciones “insatisfactorias o peligrosas”, por lo que la Oficina del Contralor de la Ciudad, exige a esa agencia cumpla con el compromiso de dar seguridad a esos espacios de esparcimiento, tan necesarios en el verano.

Unos 788 parques infantiles y patios de recreo en 238 complejos de vivienda presentaron condiciones peligrosas para su uso, según una auditoría dispuesta por el contralor Scott M. Stringer en abril de 2018, como resultado de ese estudio, la Contraloría solicitó se hagan trabajos de mejoramiento y reparaciones, al presidente de NYCHA, Greg Russ, para garantizar que los niños en las viviendas públicas tengan espacios seguros para jugar.

En respuesta a la revisión, NYCHA prometió realizar inspecciones periódicas y crear un nuevo sistema digital de seguimiento, pero precisamente la oficina del Contralor, denuncia que tales inspecciones y reparaciones no se han cumplido.

El mes pasado, NYCHA anunció que estaba reabriendo sus parques infantiles, que habían estado cerrados durante varios meses debido a la pandemia de COVID-19. Lo hizo, según la oficina del contralor, sin haber proporcionado los resultados prometidos de la “primera ronda” de inspecciones que realizó la Unidad de Juegos, según la cual, debía haber completado antes del 28 de febrero de 2020, una promesa que el presidente de la agencia hizo al Contralor por carta de fecha 27 de diciembre 2019.

Dado que la pandemia de COVID-19 ha afectado particularmente a los complejos de vivienda de NYCHA y que los niños en viviendas públicas necesitan espacios seguros para jugar afuera este verano, el contralor le pidió al presidente de NYCHA que responda por escrito con respuestas a preguntas específicas antes del 23 de julio de 2020, pero el ejecutivo no respondió, dijo Stringer.

En los justificativos de su reclamo al presidente de NYCHA, el contralor, establece que, si bien la ciudad se ha visto afectada por la pandemia de COVID-19, los residentes de los complejos de vivienda pública, y particularmente los niños, han sido particularmente afectados.


Compartir

Leer anterior

Canto a Bani

Leer siguiente

Calle Duarte en Bani, de noche

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.