Vox Populi

Compartir

Escribe. Dr. Julio Ml. Rodríguez G.

Clarissa de la Rocha de Torres, Julio Llort, Héctor Valdez Albizu, Marianne de Tolentino, Pedro Antonio Valdez y José Alcántara Almánzar.


            Vox populi, voz del pueblo y el pueblo habló claramente el pasado domingo 5 de julio 2020, que quería un cambio de gobierno, pero lo que claramente significa el cambio, es que no quería mas impunidad ante la corrupción.

            Este pueblo ha sido menospreciado con frecuencia, por quienes lo irrespetan burlándose de sus deseos; pero el domingo fueron castigados, a pesar de su derroche del dinero de ese mismo pueblo, tratando de imponer un títere, del actual  Presidente de la República, en el Palacio Nacional.

            Tenemos que felicitar a la Junta Central Electoral, por montar por primera vez en el mundo, unas elecciones presidenciales impecablemente organizadas, en medio de la pandemia del COVID-19. Eramos el blanco de la mirada de todos los ojos del planeta, muy atentos a los que aquí sucediera.

            Y sucedió que el pueblo pudo decir, basta ya de impunidad a la corrupción.

            Este es el mensaje que deben tener presente las nuevas autoridades, elegidas el domingo pasado.

            No es raro que en unas elecciones se vote en contra de algo, mas que a favor de alguien  y el domingo en la noche se oía corear muy claramente, “es presos que los queremos”.

            El cargo mas importante en la nueva administración que se se inicia el próximo 16 de agosto, es el de Procurador General de la República.

            Este cargo hay que de alguna manera despolitizarlo.

            Siempre lo tendrá que nombrar el Presidente, pero este funcionario tiene que sentir que actúa libre de presiones partidistas, o de que puede ser quitado por meter en la cárcel  “pejes gordos”.

            Su designación debe estar desprovista de amiguismo o politiquería.

            Una de las cosas que puede decir el Presidente es,  que actuará sin ningún tipo de cortapisas y que tendrá los recursos y libertad de acción que necesite. Entonces, si el funcionario no actúa como se aprecia que debe hacerlo, la culpa recaerá sobre el y no sobre el gobierno. No queremos cacería de brujas, pero hay sueltos demasiados delincuentes de cuello blanco y eso hay que acabarlo.

Nuestra felicitación al Presidente Abinader, está condicionada a que esperamos que contribuya a mejorar la imagen de la justicia dominicana.

Por otra paretre, las actuales autoridades continúan con su charlatanería sobre las pruebas para detectar la prevalencia del COVID-19 en las personas.

Ahora salen de nuevo con el cuento de que están difíciles de conseguir en el mercado  internacional.

            Pero que curioso, la mayor cantidad de miles de pruebas diarias, se realizaban justamente los días antes de las elecciones, obviamente con el propósito de abultar  el número de casos que existían de la enfermedad y el   propósito era claramente amedrentar a la población a que no votara, por  el peligro de contraerla  al concurrir a las urnas . Ellos sabían  que les desfavorecía una gran  cantidad de votantes y que mientras menos personas votaran, mayores posibilidades tenían de imponer, con su  entrenada y pagada militancia, a su títere  palaciego.

Pero  no les valió de nada.

Aunque la abstención fue de un 45%, con los que acudieron a  votar, fue suficiente  para sacarlos del poder.

La gran cantidad de pruebas realizadas sirvió para demostrar que el porcentaje de infectados subía lentamente, llegando en estos últimos días, alrededor del 30% algo mas del 20% de las semanas anteriores.

A este paso avanzamos gradualmente hacia la inmunidad de rebaño, que se estima para este virus se alcanza  cuando  el 70% de la población resulte positivo a las pruebas para detectarlo.

Estas elecciones contribuyeron a aumentar nuestra fe en la democracia.

El sistema no es perfecto (ningún sistema político lo es), pero permite que se pueda pacificamente  efectuar cambios en los gobernantes y eso es preferible a cualquier  forma violenta de hacerlo, o de que grupos con determinadas ideologías se eternicen en el poder o haciendo elecciones amañadas o simplemente no realizándolas.

Gradualmente la nuestra va mejorando y cumpliendo su cometido. Debemos con nuestra conducta  ciudadana, contribuir a que siga por este camino.


Compartir

Leer anterior

Daniel Santos

Leer siguiente

América Latina se convirtió en la segunda región del mundo con más muertes por coronavirus

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.